En el nombre del padre

“Shamrock” no dijo la verdad: en un documento del 2012 salido de sus oficinas los padres del exministro Castilla Rubio figuraban como accionistas. Por lo tanto, eso de que renunciaron el 2007 está documentalmente contradicho. Y hay más: el funcionario que le abrió la puerta a Orellana para que pudiera meter las narices en un albergue de la Fundación por los Niños del Perú fue jefe de la Oficina General de Enlace del MEF cuando Castilla estaba al frente.

 

Leer más

Haciendo caja

  • Los directivos de la Caja Municipal de Crédito Popular de Lima merecerían la Concha de Plata de algún imaginario festival del cinismo.

La Caja Municipal de Crédito Popular de Lima, según su propia página web, tiene por finalidad “fomentar el ahorro, desarrollar el crédito de consumo en las modalidades de préstamos pignoraticios y personales, concediendo adicionalmente créditos a la micro y pequeña empresa e hipotecarios para financiación de vivienda”. ¿Cómo encaja el financiamiento de un MacLaren en esta definición?

 

Leer más

Aparta de mí esta gente

  • Oscuros manejos de la SUNAT con la Universidad César Vallejo despiertan el celo del procurador anticorrupción Christian Salas y resultan confirmados por el Órgano de Control Interno.

La Sunat está en la mira de la Fiscalía Corporativa Especializada en Delitos de Funcionarios Públicos del Callao. Una investigación fiscal ha detectado indicios claros de que funcionarios de confianza de Tania Quispe habrían desviado por lo menos 402,882 soles del erario nacional, a través de su Instituto de Desarrollo Tributario y Aduanero (Indesta), en contratos firmados con la Universidad César Vallejo y empresas relacionadas a ella.

 

Leer más

Guerras inciviles

  • Una crónica sobre los efectos demoledores del sismo electoral en los partidos pretendidamente nacionales (excepción hecha del financieramente irresistible APP).

El Partido Popular Cristiano (PPC) se desangra. La Comisión de Ética y Disciplina de la agrupación abrió proceso disciplinario contra Jorge Villena Larrea, Carlos Chipoco Cáceda y Alberto Valenzuela Soto por responsabilizar públicamente al presidente Raúl Castro de la debacle electoral. “Estoy indignada con ese tipo de declaraciones que dañan la imagen del partido”, declaró Rosario Delgado, presidenta de esa comisión. Sobre Villena Larrea, regidor de Lima Metropolitana, se cierne la amenaza de la expulsión. Si hasta Lourdes Flores, siempre conciliadora, le advirtió a Villena por teléfono hace algunos días: “No te voy salvar si te expulsan”.

 

Leer más

El río de la plata

Cónsul peruano en Buenos Aires confirma que la Cancillería peruana estaba perfectamente enterada de que él cambiaba dólares en el mercado paralelo. Es más: un reglamento interno respalda lo que hizo. Estos son los argumentos que el cónsul dio en una entrevista con este semanario.

Leer más

Matices

Refugio

Cuando Lima es más horrible que nunca y la política apesta todavía más y el mundo es este festival de asesinos disfrazados de líderes, esta cumbre de simulaciones, este reino rapaz, entonces, corro a mis libros de poesía y me dirijo, por ejemplo, a Neruda, tocándole la puerta como siempre lo hice para pedirle que me salve con el don de su palabra, con el escalofrío de sus pesares, con el lenguaje, en suma, que es el gran remedio de todos los males, el diluvio de palabras que todo lo limpia y reverdece.

Leer más

¡Qué tal Roberto!

  • La mafia del exalcalde provincial de Chiclayo Roberto Torres Gonzales construyó una maquinaria casi perfecta para el saqueo. Aquí desnudamos su funcionamiento.

 “Dicen que soy la peor de las mujeres, pero no saben que estoy con él porque lo quiero”, nos dice Katiuskha Del Castillo desde el teléfono público del penal de Picsi, en Chiclayo. Se refiere a su novio, el exalcalde Roberto Torres Gonzales. Está recluida mientras duran las investigaciones a la organización mafiosa liderada por Torres, en la que ella habría actuado como testaferro. Katiuskha agrega que “Beto [Roberto] tuvo tres parálisis faciales y todas las veces me desvelé cuidándolo. Me da vergüenza contarlo”. Mantuvimos la conversación a través del celular de su hermana mayor, Miluska, a quien llamó mientras estábamos en la casa de la familia, en el centro de la ciudad de Lambayeque.

Leer más

Niños explotados

  • Cuando la vida se roba la infancia y los adultos –muchas veces parientes cercanos– esclavizan a menores a cambio de un plato de comida.

Daniela, de 12 años, se prepara para subir al escenario. Ella ha asistido, junto a otros niños, a unos talleres de música, teatro y arte que la fundación holandesa Tierra de Hombres, que combate el trabajo infantil doméstico, ha organizado en Carabayllo. “Nos han hablado de nuestros derechos”, nos dice Daniela. La menor trabaja desde el año pasado como niñera cuando no tiene colegio. El trato lo hizo su madre con una vecina. “Una vecina, que acababa de dar a luz, habló con mi mamá para que la apoyara en la casa”, cuenta Daniela. Durante dos semanas, la niña trabajó de 8 de la mañana a 6 de la tarde y cobró 35 soles, que entregó a su madre.

Leer más

Colaboraciones Forzadas

“Santa Cruz perdió en Yungay por falta de coraje”

  • Así lo dice el alemán residente en el Perú Heinrich Witt en su famoso diario.

En setiembre de 1824 llegó al Perú Heinrich Witt, nacido en Altona, Hamburgo, y empleado de la casa comercial inglesa Anthony Gibbs Sons. Durante sus largos años de permanencia en nuestro país como tenedor de libros de esa firma, Witt escribiría un diario que, al decir de Jorge Basadre y Pablo Macera, resultó un texto imprescindible para entender el mecanismo político y financiero del siglo XIX peruano. De esa obra hemos extraído estas líneas que relatan el breve fulgor de la Confederación Perú-Bolivia y su triste final a manos de un ejército invasor y de peruanos que lucharon a su lado. Witt considera, con no poca razón, que si Andrés de Santa Cruz hubiese sido menos calculador y más guerrero, el triunfo en Yungay habría estado, fácilmente, de su parte. 

Leer más

Biografías falaces

A. Postor

Los calumniadores y los envidiosos dijeron siempre que era más femenino que Penélope Cruz, pero lo cierto es que eso es parte de una campaña difamatoria que vincula al Arpa con el amor que no puede nombrarse (Wilde dixit). Para decirlo de una vez por todas: una cosa es Charles Loca y otra A. Postor, que es un macho alfa a toda prueba. Postor se hizo arpista cuando vio a Caco G. prosperar endemoniadamente desde su primera campaña electoral y, más tarde, al triunfar, hacerse varias veces millonario vendiendo aviones en Egipto, permitiendo el asco de los dólares MUC, haciendo negocios con Zanatti y pudriendo al país que, al final, entregaría a Fujimori, uno de sus forúnculos más amados.

Leer más

Portada

Pendegrama

Redes Sociales

Copyright © 2010 Hildebrandt en sus trece. Todos los derechos reservados.