--

Hoja de ruta

Entretelones del plan que el gobierno piensa desarrollar en relación al cultivo de la coca. El modelo boliviano será el ejemplo a seguir y el nombramiento del ministro Barranzuela es parte de la nueva y permisiva política.

Al escoger al abogado prococalero Luis Barranzuela Vite como nuevo ministro del Interior, el presidente Pedro Castillo Terrones le ha asestado un duro golpe a la lucha contra el narcotráfico en el Perú. El arribo de Barranzuela a la cartera del Interior, en momentos en que la erradicación de hoja de coca ilegal sufre un retroceso histórico, no es un hecho incidental. Es parte de un plan –orquestado por el congresista prococalero

de Perú Libre Guillermo Bermejo y respaldado por el presidente– que apunta a impulsar la legalización e industrialización de la hoja de coca, restringir las operaciones de erradicación de los cultivos ilegales que van al narcotráfico y maniatar a la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), el organismo encargado de diseñar y conducir la estrategia nacional de lucha contra las drogas.

LEER MÁS

Contenido

Matices
Cerrón y su novia
César Hildebrandt
"El señor Cerrón, que ha empleado a su santa madre como tenedora de cuentas bancarias del todo inexplicables, creyó que la presidencia oculta que detentaba se mantendría indefinidamente"

Un suizo-francés criticó, con absoluta razón, las inequidades de su época y reivindicó la voluntad general como la clave de la liberación. Su nombre era Jean-Jacques Rousseau. Tres décadas después, Robespierre, presidiendo el terror de la purificación revolucionaria, citaría sus libros y sus frases.

LEER MÁS

"El señor Cerrón, que ha empleado a su santa madre como tenedora de cuentas bancarias del todo inexplicables, creyó que la presidencia oculta que detentaba se mantendría indefinidamente"

Un suizo-francés criticó, con absoluta razón, las inequidades de su época y reivindicó la voluntad general como la clave de la liberación. Su nombre era Jean-Jacques Rousseau. Tres décadas después, Robespierre, presidiendo el terror de la purificación revolucionaria, citaría sus libros y sus frases.

LEER MÁS
REPORTAJE
Camisea tiene que ceder
Eloy Marchán
Enterarse de algunos detalles “técnicos” del contrato con el consorcio conduce a la convicción de que ha abusado malamente del Perú

Todavía no hay fecha para la primera reunión entre el gobierno y el Consorcio Camisea. Pero cada una de las partes ha empezado a mover sus fichas en el tablero. El gabinete de Mirtha Vásquez trabaja en un primer borrador de propuestas. Y los ejecutivos de Camisea ya visitaron a algunos congresistas de oposición. Echando un vistazo a la última renegociación del contrato, todo apunta a que cambiar condiciones a favor del Estado será un parto con fórceps.

LEER MÁS

Enterarse de algunos detalles “técnicos” del contrato con el consorcio conduce a la convicción de que ha abusado malamente del Perú

Todavía no hay fecha para la primera reunión entre el gobierno y el Consorcio Camisea. Pero cada una de las partes ha empezado a mover sus fichas en el tablero. El gabinete de Mirtha Vásquez trabaja en un primer borrador de propuestas. Y los ejecutivos de Camisea ya visitaron a algunos congresistas de oposición. Echando un vistazo a la última renegociación del contrato, todo apunta a que cambiar condiciones a favor del Estado será un parto con fórceps.

LEER MÁS
REPORTAJE
Reseteo
Ricardo Velazco
El nuevo gabinete importa más por los que se largaron que por los que entraron. El mensaje es que se apuesta a reducir las tensiones aunque en algunos casos es dudoso que se haya escogido a la gente adecuada.

Dos presuntos cerronistas –uno de servicio por honorarios y otro militante–, un tridente femenino sin compromiso político, un coleccionista de banderas sindicales y un viejo dirigente de Acción Popular que podría ser pieza clave para agrietar la bancada de Maricarmen Alva en el Congreso: ese es el perfil de los cambios en el gabinete.  

LEER MÁS

El nuevo gabinete importa más por los que se largaron que por los que entraron. El mensaje es que se apuesta a reducir las tensiones aunque en algunos casos es dudoso que se haya escogido a la gente adecuada.

Dos presuntos cerronistas –uno de servicio por honorarios y otro militante–, un tridente femenino sin compromiso político, un coleccionista de banderas sindicales y un viejo dirigente de Acción Popular que podría ser pieza clave para agrietar la bancada de Maricarmen Alva en el Congreso: ese es el perfil de los cambios en el gabinete.  

LEER MÁS
Reportaje
Tarjetas Rojas
Hernán P. Floríndez
Prosigue la investigación al fiscal Ricardo Rojas León, señalado por testigos protegidos como cobrador de coimas a cambio de archivar expedientes.

En la madrugada del martes 5 de octubre, tres policías entraron por la ventana a la casa del fiscal Ricardo Rojas León, presidente de la Junta de Fiscales Provinciales de Lima Sur. Rojas entendió que había un operativo en marcha, que no tenía escapatoria y decidió abrirle la puerta al fiscal superior anticorrupción Alfonso Barrenechea para que procediera con el allanamiento a su vivienda en Villa El Salvador. La investigación en marcha contra el fiscal Rojas, que ya cuenta con varios testigos protegidos, es por el presunto cobro de coimas a traficantes de terrenos a cambio de archivar los expedientes.

LEER MÁS

Prosigue la investigación al fiscal Ricardo Rojas León, señalado por testigos protegidos como cobrador de coimas a cambio de archivar expedientes.

En la madrugada del martes 5 de octubre, tres policías entraron por la ventana a la casa del fiscal Ricardo Rojas León, presidente de la Junta de Fiscales Provinciales de Lima Sur. Rojas entendió que había un operativo en marcha, que no tenía escapatoria y decidió abrirle la puerta al fiscal superior anticorrupción Alfonso Barrenechea para que procediera con el allanamiento a su vivienda en Villa El Salvador. La investigación en marcha contra el fiscal Rojas, que ya cuenta con varios testigos protegidos, es por el presunto cobro de coimas a traficantes de terrenos a cambio de archivar los expedientes.

LEER MÁS
Reportaje
¿El útero de Marita?
Alexandra AMPUERO
Un centro de estudiantes de la Universidad Católica recomendó el uso del medicamento Misoprostol como una variante del aborto voluntario. Las autoridades de la PUCP ordenaron retirar ese texto y sus autores denunciaron haber sido víctimas de una censura. Esta es la historia.

Sucedió en la PUCP. El 28 de septiembre el Centro Federado de la facultad de Estudios Generales Letras de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) publicó, a través de su cuenta oficial de Facebook, un boletín informativo que contenía recomendaciones para el uso de la pastilla Misoprostol como método abortivo. “Dosis para un aborto con Misoprostol: Necesitas doce pastillas de Misoprostol. Coloca cuatro pastillas debajo de la lengua y deja que se disuelvan durante media hora cada tres horas”, decía la publicación. 

LEER MÁS

Un centro de estudiantes de la Universidad Católica recomendó el uso del medicamento Misoprostol como una variante del aborto voluntario. Las autoridades de la PUCP ordenaron retirar ese texto y sus autores denunciaron haber sido víctimas de una censura. Esta es la historia.

Sucedió en la PUCP. El 28 de septiembre el Centro Federado de la facultad de Estudios Generales Letras de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) publicó, a través de su cuenta oficial de Facebook, un boletín informativo que contenía recomendaciones para el uso de la pastilla Misoprostol como método abortivo. “Dosis para un aborto con Misoprostol: Necesitas doce pastillas de Misoprostol. Coloca cuatro pastillas debajo de la lengua y deja que se disuelvan durante media hora cada tres horas”, decía la publicación. 

LEER MÁS
REPORTAJE
Arma blanca
Renzo Gómez Vega
Raúl Sánchez Córdova padecía esquizofrenia y fumaba intensamente marihuana. Terminó degollando a su abuela, golpeando hasta la muerte a quien fue su nana e intentando ahorcar a su padre. Pocas horas después se arrojó desde un octavo piso y acabó con la pesadilla de su vida.

Cuatro días antes de degollar a su abuela Yolanda Corrales (85), perforarle la cabeza a su nana Regina Mamani (68) e intentar ahorcar a su padre Dagoberto (61), Raúl Enrique Sánchez Córdova cumplió 25 años en casa. En más de una ocasión Sánchez tuvo que pasar su santo en el centro de rehabilitación donde ingresaba para curar su adicción a las drogas y tener bajo control la esquizofrenia que padecía. No lo logró. Y la última recaída terminó con el doble homicidio y su suicidio.  

LEER MÁS

Raúl Sánchez Córdova padecía esquizofrenia y fumaba intensamente marihuana. Terminó degollando a su abuela, golpeando hasta la muerte a quien fue su nana e intentando ahorcar a su padre. Pocas horas después se arrojó desde un octavo piso y acabó con la pesadilla de su vida.

Cuatro días antes de degollar a su abuela Yolanda Corrales (85), perforarle la cabeza a su nana Regina Mamani (68) e intentar ahorcar a su padre Dagoberto (61), Raúl Enrique Sánchez Córdova cumplió 25 años en casa. En más de una ocasión Sánchez tuvo que pasar su santo en el centro de rehabilitación donde ingresaba para curar su adicción a las drogas y tener bajo control la esquizofrenia que padecía. No lo logró. Y la última recaída terminó con el doble homicidio y su suicidio.  

LEER MÁS
REPORTAJE
Morir de vergüenza
Carlos Portugal
El capitán de fragata Gabriel Donayre Montesinos se ahorcó tras descubrirse que abusaba de su hijastra de 16 años. El hijo del encarcelado general EP (r) Edwin Donayre aprovechó un descuido de sus celadores.

El capitán de fragata Gabriel Donayre Montesinos, detenido por haber agredido sexualmente a su hija adoptiva, tenía claro que quería matarse. Empezó a planificar su suicidio desde que fue detenido por la Policía el pasado 3 de octubre.

LEER MÁS

El capitán de fragata Gabriel Donayre Montesinos se ahorcó tras descubrirse que abusaba de su hijastra de 16 años. El hijo del encarcelado general EP (r) Edwin Donayre aprovechó un descuido de sus celadores.

El capitán de fragata Gabriel Donayre Montesinos, detenido por haber agredido sexualmente a su hija adoptiva, tenía claro que quería matarse. Empezó a planificar su suicidio desde que fue detenido por la Policía el pasado 3 de octubre.

LEER MÁS
Textos Imprescindibles
La captura del Congreso sandinista
UN TEXTO DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
El 22 de agosto de 1978 un grupo de guerrilleros sandinistas tomó por la fuerza el Congreso de Nicaragua y mantuvo como rehenes a todos sus representantes, incluyendo dos allegados carnales del dictador Anastasio Somoza Debayle. Gabriel García Márquez, reportero ancestral, reconstruye los hechos en “Por la libre”, colección de sus relatos periodísticos editada por Norma en 1999, bajo el título “Crónica del asalto a la casa de los chanchos”. La tragedia es que uno de quienes tomó parte en esa operación temeraria y gloriosa fue Daniel Ortega, a quien hoy muchos nicaragüenses comparan con la dinastía que el sandinismo derrocó en julio de 1979.

«El plan parecía una locura demasiado simple. Se trataba de tomarse el Palacio Nacional de Managua a pleno día y con sólo veinticinco hombres, mantener en rehenes a los miembros de la Cámara de Diputados, y obtener como rescate la liberación de todos los presos políticos. El Palacio Nacional, un viejo y desabrido edificio de dos pisos con ínfulas monumentales, ocupa una manzana entera con numerosas ventanas en sus costados y una fachada con columnas de Partenón bananero hacia la desolada plaza de la República. Además del Senado en el primer piso y la Cámara de Diputados en el segundo, allí funcionan el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Gobierno y la Dirección General de Ingresos, de modo que es el más público y populoso de todos los edificios oficiales de Managua. Por eso hay siempre un policía con armas largas en cada puerta, dos más en las escaleras del segundo piso, y numerosos pistoleros de ministros y parlamentarios por todas partes. En las horas hábiles, entre empleados y público, hay en los sótanos, las oficinas y los corredores, no menos de tres mil personas. Sin embargo, la Dirección del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) no consideró que el asalto de aquel mercado burocrático fuera en realidad una locura demasiado simple, sino todo lo contrario, un disparate magistral. En realidad, el plan lo había concebido y propuesto desde 1970 el veterano militante Edén Pastora, pero sólo se puso en práctica en este agosto caliente, cuando se hizo demasiado evidente que los Estados Unidos habían resuelto ayudar a Somoza a quedarse en su trono de sangre hasta 1981.

LEER MÁS

El 22 de agosto de 1978 un grupo de guerrilleros sandinistas tomó por la fuerza el Congreso de Nicaragua y mantuvo como rehenes a todos sus representantes, incluyendo dos allegados carnales del dictador Anastasio Somoza Debayle. Gabriel García Márquez, reportero ancestral, reconstruye los hechos en “Por la libre”, colección de sus relatos periodísticos editada por Norma en 1999, bajo el título “Crónica del asalto a la casa de los chanchos”. La tragedia es que uno de quienes tomó parte en esa operación temeraria y gloriosa fue Daniel Ortega, a quien hoy muchos nicaragüenses comparan con la dinastía que el sandinismo derrocó en julio de 1979.

«El plan parecía una locura demasiado simple. Se trataba de tomarse el Palacio Nacional de Managua a pleno día y con sólo veinticinco hombres, mantener en rehenes a los miembros de la Cámara de Diputados, y obtener como rescate la liberación de todos los presos políticos. El Palacio Nacional, un viejo y desabrido edificio de dos pisos con ínfulas monumentales, ocupa una manzana entera con numerosas ventanas en sus costados y una fachada con columnas de Partenón bananero hacia la desolada plaza de la República. Además del Senado en el primer piso y la Cámara de Diputados en el segundo, allí funcionan el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Gobierno y la Dirección General de Ingresos, de modo que es el más público y populoso de todos los edificios oficiales de Managua. Por eso hay siempre un policía con armas largas en cada puerta, dos más en las escaleras del segundo piso, y numerosos pistoleros de ministros y parlamentarios por todas partes. En las horas hábiles, entre empleados y público, hay en los sótanos, las oficinas y los corredores, no menos de tres mil personas. Sin embargo, la Dirección del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) no consideró que el asalto de aquel mercado burocrático fuera en realidad una locura demasiado simple, sino todo lo contrario, un disparate magistral. En realidad, el plan lo había concebido y propuesto desde 1970 el veterano militante Edén Pastora, pero sólo se puso en práctica en este agosto caliente, cuando se hizo demasiado evidente que los Estados Unidos habían resuelto ayudar a Somoza a quedarse en su trono de sangre hasta 1981.

LEER MÁS
CRÓNICA
Hombre de acero
María del Carmen Yrigoyen
Esta es la historia de Guzmán Arcana, quien perdió parte de sus brazos en un accidente con cables de alta tensión, pero que jamás abandonó la esperanza.

Ni minusválido ni dependiente. Aunque le faltan ambas manos, Guzmán Roberto Arcana Mamani, de 30 años, siempre está listo para ayudar a sus vecinos del asentamiento San Miguel Arcángel, en Villa María del Triunfo. “¡Guzmán, ayúdame! ¡No se puede abrir el tanque!”, le grita un vecino que ha visto acercarse al camión cisterna de agua potable y no puede rellenar su depósito. Arcana, que atiende una bodega en su casa, sale de inmediato para ayudarlo. Se para sobre un banco de plástico para tener mayor maniobrabilidad y golpea con sus brazos la tapa atascada hasta que se suelta.

LEER MÁS

Esta es la historia de Guzmán Arcana, quien perdió parte de sus brazos en un accidente con cables de alta tensión, pero que jamás abandonó la esperanza.

Ni minusválido ni dependiente. Aunque le faltan ambas manos, Guzmán Roberto Arcana Mamani, de 30 años, siempre está listo para ayudar a sus vecinos del asentamiento San Miguel Arcángel, en Villa María del Triunfo. “¡Guzmán, ayúdame! ¡No se puede abrir el tanque!”, le grita un vecino que ha visto acercarse al camión cisterna de agua potable y no puede rellenar su depósito. Arcana, que atiende una bodega en su casa, sale de inmediato para ayudarlo. Se para sobre un banco de plástico para tener mayor maniobrabilidad y golpea con sus brazos la tapa atascada hasta que se suelta.

LEER MÁS
OPINIÓN
Se instala la distopía
Daniel Espinosa
"Por supuesto que este asunto excede claramente lo sanitario, pues los planes para instalar un sistema de identificación global –de características chinas– son anteriores a la pandemia y no están directamente relacionados con la salud de nadie"

Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Italia y por lo menos una docena de países tradicionalmente democráticos están terminando de instalar un sistema de pasaportes sanitarios que, a todas luces, será incluso más distópico y autoritario que el sistema chino de “créditos sociales”. Todo esto de la mano de decretos ejecutivos facilitados por un estado de emergencia que no tiene cuándo acabar.

LEER MÁS

"Por supuesto que este asunto excede claramente lo sanitario, pues los planes para instalar un sistema de identificación global –de características chinas– son anteriores a la pandemia y no están directamente relacionados con la salud de nadie"

Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Italia y por lo menos una docena de países tradicionalmente democráticos están terminando de instalar un sistema de pasaportes sanitarios que, a todas luces, será incluso más distópico y autoritario que el sistema chino de “créditos sociales”. Todo esto de la mano de decretos ejecutivos facilitados por un estado de emergencia que no tiene cuándo acabar.

LEER MÁS
OPINIÓN
Volverse Rospigliosi
Juan Manuel Robles
"¿Qué pasó con aquel hombre? El otro día leí cómo un viejo amigo suyo oenegero —excompañero de la vida y la lucha— comentaba con tristeza que la transformación los había separado"

Nada resume mejor la decadencia del viejo antifujimorismo que Fernando Rospigliosi, un referente ineludible en la lucha contra la autocracia de los noventa hoy convertido en el lamentable “analista” que vemos en los medios: un peón de Keiko Fujimori que se ha dedicado a contradecir cada una de las cosas que él mismo sostenía solo unos años atrás (la gran corrupción de la que él nos advertía, la de Fujimori, es hoy en su discurso la mejor opción para conducir el país). Su sola cercanía a la organización que combatió (una organización criminal, a decir de los fiscales) es la estampa aparente de la traición a sí mismo, algo que daría lugar al puro desprecio —o a la indiferencia— si no fuera un hecho tan decepcionante.

LEER MÁS

"¿Qué pasó con aquel hombre? El otro día leí cómo un viejo amigo suyo oenegero —excompañero de la vida y la lucha— comentaba con tristeza que la transformación los había separado"

Nada resume mejor la decadencia del viejo antifujimorismo que Fernando Rospigliosi, un referente ineludible en la lucha contra la autocracia de los noventa hoy convertido en el lamentable “analista” que vemos en los medios: un peón de Keiko Fujimori que se ha dedicado a contradecir cada una de las cosas que él mismo sostenía solo unos años atrás (la gran corrupción de la que él nos advertía, la de Fujimori, es hoy en su discurso la mejor opción para conducir el país). Su sola cercanía a la organización que combatió (una organización criminal, a decir de los fiscales) es la estampa aparente de la traición a sí mismo, algo que daría lugar al puro desprecio —o a la indiferencia— si no fuera un hecho tan decepcionante.

LEER MÁS
EDICIÓN 561, NÚMERO 12
¡Nueva hoja de ruta! - Revelamos el plan para la coca inspirado en el modelo boliviano - Matices: La novia de Cerrón - Camisea tiene que ceder - Morir de vergüenza
Suscribirme ahora
EDICIÓN 561, NÚMERO 12
¡Nueva hoja de ruta! - Revelamos el plan para la coca inspirado en el modelo boliviano - Matices: La novia de Cerrón - Camisea tiene que ceder - Morir de vergüenza
Suscribirme ahora